Investigadores de Stanford envían SMS utilizando productos químicos

0

Envían mensajes utilizando productos químicos de uso doméstico.

¿Es posible la vida sin mensajería? La vida de hoy nos obliga a mirar a menudo el smartphone para ver si tenemos mensajes nuevos, al menos en un porcentaje alto. Los mensajes necesitan una red de datos.

Bien, como los servicios que le permiten enviar y recibir mensajes de texto se basan en redes de datos que trabajan con diversas tecnologías ¿qué pasaría en caso no exista una red de datos “convencional”? ¿existirá un método alternativo para el envío de estos mensajes?

De hecho, un método alternativo podría ser por medios químicos. Esta forma de comunicación, la transferencia de mensajes, se encuentra en estudio en la Universidad de Stanford, donde recientemente un equipo de investigación (integrado por Nariman Farsad y Andrea Goldsmith), que se inclina por este método, ha logrado resultados exitosos.

messages-using-chemicals

 

SIN ELECTRICIDAD

El equipo de investigación fue capaz de utilizar productos químicos como unidad básica de comunicación. De esta manera fueron capaces de enviar un mensaje de texto utilizando sólo la información contenida en la capacidad de este tipo de productos químicos utilizados.

Farsad eligió a estos productos químicos específicos, debido a que son fáciles de obtener y se anulan mutuamente en el extremo receptor del sistema.

¿CÓMO FUNCIONA?

Las señales eléctricas trabajan con números binarios (0 y 1). En el método químico para la comunicación, los números binarios se sustituyen por impulsos de vinagre (ácido) y limpia-vidrios (base) en tubos de plástico. Un ordenador convencional se utiliza para convertir las instrucciones del investigador en una forma química que a continuación, es leído por el sensor de pH, que luego pasa a otro equipo que convierte los pulsos de fluido en códigos binarios de nuevo.

¿QUÉ PROBLEMAS RESUELVE?

En primer lugar, este modo de comunicación química puede llegar a ser útil cuando las redes eléctricas están desconectadas o no funcionan. Por lo tanto, la gente será capaz de enviar un mensaje de texto fuera de la red.

En segundo lugar, estos mensajes también pueden ser utilizados bajo el agua o en lugares que contienen una gran cantidad de metal que, debido a los sistemas electromagnéticos tradicionales tienen dificultades para comunicarse. Y otras formas que Goldsmith y Farsad creen que la mensajería química podría cambiar la forma de transmitir y recibir información.

¿Te suena a ciencia ficción? Ya tienes una historia nueva y real que contar 🙂

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.