Las redes Wi-Fi se utilizan ampliamente en los diferentes escenarios. Cuando empezaron a ser implementadas y usadas de forma masiva, fueron muchos los mitos que comenzaron a circular sobre esta tecnología… muchos de ellos sin ningún fundamento.

Hoy presentaré 5 mitos sobre la tecnología Wi-Fi.

Las redes inalámbricas (o Wi-Fi) y toda las tecnología de apoyo han evolucionado considerablemente en los últimos años. Dada la popularidad de esta tecnología, hay varios mitos sobre la misma que hoy se van a aclarar.

# 1 – Las redes Wi-Fi tienen efectos nocivos para la salud

Las redes Wi-Fi no tienen efectos nocivos para la salud

Las redes Wi-Fi no tienen efectos nocivos para la salud

Desde que se empezaron a usar las redes Wi-Fi, uno de los primeros mitos es que las mismas hacían mal a la salud. En realidad, hasta el día de hoy, todavía no hay ningún estudio fiable que relacione problemas de salud con la tecnología Wi-Fi.

Por otro lado las redes Wi-Fi funcionan a frecuencias muy bajas y la radiación que emiten los enrutadores/routers es “no ionizante”, es decir, radiaciones cuya energía es insuficiente para ionizar átomos o moléculas, lo que significa que no son nocivas para el ser humano.

# 2 – Es fácil romper la seguridad de una red Wi-Fi

Mito seguridad de una red Wi-Fi

Mito sobre seguridad de una red Wi-Fi

Hay quien dice que es fácil… pero no es totalmente cierto. Como sabemos el estándar Wi-Fi más potente hoy en día, el WPA2, se ha roto, pero para romper una red Wi-Fi con este protocolo es necesario tener conocimientos bastante avanzados, y también poder computacional y tráfico para analizar. Sin embargo también ya fue homologado el WPA3 que garantiza la mejor seguridad de las redes Wi-Fi.

Además de los protocolos de seguridad a usar, no olvidar que debemos cambiar las credenciales que vienen de fábrica de los equipos y no proporcionar la clave de acceso a la red a “todo el mundo”.

# 3 – Las paredes son la principal interferencia de las redes Wi-Fi

Paredes son la principal interferencia de redes Wi-Fi

Paredes son la principal interferencia de redes Wi-Fi

Como es de conocimiento general, las redes Wi-Fi son bastante susceptibles a interferencias pero también pierden rendimiento debido a algunas barreras (por ejemplo, paredes gruesas, humedad, electrodomésticos, etc.).

Esto significa que la señal se somete a un “debilitamiento” bajo la influencia de los fenómenos tales como reflexión, refracción, difracción o incluso la absorción, especialmente más allá de la interferencia causada por el equipo operando en la misma gama de frecuencias.

# 4 – La tecnología Bluetooth no interfiere con la tecnología Wi-Fi

Bluetooth interfiere con Wi-Fi

¿El Bluetooth interfiere con el Wi-Fi?

Como la tecnología Bluetooth también funciona en la gama de 2,4 Ghz es posible que haya interferencias entre las tecnologías. Actualmente este problema es fácil de superar ya que las redes Wi-Fi pueden funcionar en los 5Ghz.

# 5 – La compatibilidad entre estándares es perfecta

Compatibilidad entre estándares WIFI es perfecta

Compatibilidad entre estándares WIFI es perfecta

Hay varios estándares de Wi-Fi que son retrocompatibles. Por ejemplo, el 802.11n es compatible con el 802.11g! Sin embargo, la actual norma, el 802.11ac, ya sólo funciona en los 5Ghz y no es retrocompatible con normas que funcionan apenas en los 2,4 Ghz… de ahí existen routers dual band para poner soporte para equipos con normas más antiguas (como es el caso del 802.11b).

La gama de 5GHz, ya que no se utiliza ampliamente, es menos susceptible a la interferencia, no hay degradación de la señal. Además, el uso de las tecnologías adecuadas, es posible tener un mayor rendimiento (tasa efectiva de transmisión) en redes que funcionan en los 5GHz.

Y estos son algunos mitos de las redes Wi-Fi. Si conoces otros comparte con todos los lectores en la sección de comentarios. Algunos son un total disparate pero hay otros mitos que tienen un cierto fundamento. ¡NO olvides compartir este artículo! :’)

5 mitos sobre las redes Wi-Fi que debes conocer
5 (100%) 10 votes