Tras las graves consecuencias que ha llevado.

Tras las polémica de que los Samsung Galaxy Note 7 “explotan”, ha forzado a la compañía sur-coreana a susprender la venta, siendo las consecuencias muy claras.

Esta situación se ha vuelto de mucho cuidado hasta el punto que las aerolíneas han reaccionado y, en Australia y América prohíben llevar un Galaxy Note 7 en los aviones.

Esto se hacía esperar después de que varios Galaxy Note 7 causaran explosiones, una consecuencia muy negativa para Samsung.

Poco después de suspender las ventas de los Note 7 surge otra incomodidad para Samsung y es que sus Galaxy Note 7 han quedado prohibidos de llevar en vuelos de las aerolíneas de Australia, especificamente las de: Qantas, Jetstar y Virgin Australia.

También la Administración Federal de Aviación (FAA), entidad de la aviación civil estadounidense, ha considerado la prohibición del uso de los Galaxy Note 7 en sus vuelos.

Las imágenes hablan por sí solas de las consecuencias que ha llevado un Galaxy Note 7.

Después de estos indicentes,¿Habrá alguien dispuesto a comprar un Samsung Galaxy Note 7?

Aerolínea prohíbe el uso del Galaxy Note 7 en vuelos
Califica esta publicación