Un nuevo navegador pone en debate la sustitución de los anuncios de la web. ¿No los quieres? por el momento Brave los omite.

Se anunció por primera vez en enero, Brave es un navegador web para Windows, Mac, Linux, iOS y Android que tiene el bloqueo de anuncios incorporado.

Brendan Eich, el polémico ex CEO de Mozilla, ha lanzado recientemente Brave, un navegador centrado en la privacidad que bloquea anuncios y rastreadores.

Mientras que el concepto no es nuevo, Brave tiene una peculiaridad: Usted tendrá que pagar para bloquear completamente los anuncios, y si usted permite que los anuncios sean sustituidos (por anuncios limpios) puede obtener cierto pago.

Ahora, la compañía ha revelado el Brave LedgerLibro mayor de Brave, un sistema de pago basado en Bitcoin para los usuarios y editores. Las especificaciones no son definitivas, pero ahora Brave está en el ojo de todos con comentarios y discusiones por parte de anunciantes y desarrolladores.

Así es como funciona

Anteriormente, la compañía dijo que permitiría a los usuarios pagar ya sea para bloquear anuncios, o se les pague para permitir sustituciones de anuncios de la propia red de Brave.

Esos anuncios, elegidos por un socio de anuncios similares, son supuestamente más rápido, más seguro y carga después del contenido del editor, no antes, como los anuncios regulares de terceros.

Para el modo sin publicidad, tendrá que pagar una cuota mensual que será distribuido a los editores basados ​​en el tráfico total de cada sitio. La red de publicidad de Brave tomaría un 5% de la cantidad total recogida.

Cuando los usuarios elijan los anuncios de recambio, Brave se llevará un 15%, su socio de anuncios similares tomaría otro 15% y los editores obtendría el pedazo más grande, el 55%. Los usuarios obtienen un 15% restante, pero hay algunas advertencias. En primer lugar, es necesario tener una cartera Bitcoin en Brave, y la opción por defecto será de donar dinero a su editor preferido.

Si desea pasar el dinero a si mismo (ese 15%), necesitará verificar su identidad con un número de teléfono y dirección de correo electrónico. Los editores también tendrán que ser verificados.

Todo esto genera tantas preguntas como: ¿Aceptarán los usuarios pagar para saltar anuncios?, ¿Cuánto se les pagará a los usuarios para aceptar o rechazar los anuncios? ¿Qué editores apoyarán a Brave?. Estas son preguntas claves, y si la empresa no tiene las respuestas correctas, su modelo de navegador Brave habrá muerto antes de su llegada.

El navegador Brave funciona actualmente a medías, si bien omite la publicidad, no es tan veloz. Sin embargo el nuevo sistema de “pagos” será implantado en el próximo mes.

¿Crees tú que en un futuro existirá el internet sin publicidad?

Brave te pagaría en bitcoins por ver su red de publicidad
Califica esta publicación