Si bien las parejas separadas por la distancia si pueden verse y hablar usando el Internet ¿qué pasa cuando quieren darse un beso? Ahora parece ser posible con Kissenger.

Bien, ha llegado Kissenger que es un gadget que ha estado en pruebas en los laboratorios universitarios de investigación durante los últimos años y tiene como objetivo permitir que las parejas se besen a través de Internet.

Esencialmente es una funda con colores brillantes para el smartphone con una almohadilla de plástico unido a la parte inferior. Al tocar los labios con ella, se transmite la sensación a través de la funda hacia el teléfono de su pareja sin importar donde se encuentre.

Kissenger funciona con sensores de presión y actuadores que registran y transmiten el beso al dispositivo receptor, que recrea para la persona del otro extremo a través de una aplicación que también cuenta con videollamada.

Kissenger

Los creadores admiten que todavía hay un largo camino a seguir cuando se trata de crear con precisión una sensación de besos de larga distancia. Para empezar, el cojín no es en forma de boca (aunque los actuadores se encuentran en forma de labios) y no hay simulación para la lengua.

“Los padres también pueden usar Kissenger para dar a sus hijos un beso en la mejilla cuando están lejos en el trabajo”,

dicen sus creadores

Detrás de la creación del dispositivo están David Cheok, Emma Yann Zhang, Yukihiro Morisawa y Shogo Nishiguchi.

Zhang explicó que la siguiente etapa de Kissenger es construir un prototipo de aroma para que se pueda obtener el olor auténtico de la persona que desea besar. ¡Increíble!

Kissenger: El aparato con el que podrás besar a tu pareja a kilómetros de distancia
Califica esta publicación